¡Bienvenidos!

Digitalización

 

La digitalización de discos de pasta y vinilo –la transferencia– tiene lugar en Viena y Buenos Aires. Como trabajamos con materiales viejos y frágiles, los discos son cuidadosamente lavados, fotografiados, reembalados y archivados con los materiales más adecuados y de la forma menos dañina que sea posible.

 

 

Shellacs stored

 

Para identificar el tono de afinación correcto (“tono de afinación estándar”), se hace una transferencia inicial que permite una ‘’pre-escucha’’ del tema. Basado en eso, se realiza una transferencia ‘’real’’ que ya incluye la correción de la velocidad. (En la mayoría de los casos, la velocidad tiene que ser disminuida.)

El ingeniero de sonido a cargo elige, entonces, la curva de de-énfasis correcta para cada transferencia. Estas curvas fueron, a lo largo de los años, muy variadas, dado que recién en 1955 se las estandarizó en lo que vino a llamarse Curva RIAA. Encontrar la curva correcta es crucial para realizar una buena transferencia.

 

 

 

Después de la transferencia, filtros de “de-clicking” y eliminación de “pops” se aplican, muy levemente. Desde mediados de 2014 ya no usamos ningún algoritmo automático, ya que distorsionan demasiado todo el espectro de sonido. En lugar de eso, decidimos aceptar el ruido de superficie, inevitable cuando se hace la transferencia de un disco de pasta.

La ecualización y el mastering son los pasos finales de la transferencia.

Todos los pasos del proceso se realizan en un modo de 32 bit / 96 kHz.

 

Formatos de archivo

Ofrecemos los archivos en tres formatos básicos:

  • FLAC – 24bit / 96 kHz – MONO
    Este formato es para audiófilos y conocedores, quienes desean disfrutar la mejor calidad de sonido en equipos de tecnología de punta.

 

  • AIFF – 16bit / 44.1 kHz – MONO
    De acuerdo con lo planteado en el Red Book Standard (lit. “Estándar del libro rojo”), ofrecemos AIFF. Este formato es bueno para hacer meta-tagging y prácticamente todos los reproductores de audio pueden reproducirlo.

 

  • M4A – 16bit / 44.1 kHz – STEREO
    Similar al formato AIFF, el M4A es reproducible en los reproductores de audio más populares. Es el clásico formato de archivo de iTunes.

 

"¿Necesito M4A, AIFF o FLAC?"

El formato M4A está disponible sólo en tunes que fueron digitalizados hasta mediados de 2014. Todos los nuevos lanzamientos y re-digitalizaciones serán ofrecidos sólo en AIFF y FLAC.

> Si no quieres/querés ocuparte de formatos de archivo y simplemente reproducir la música en iTunes o cualquier otro reproductor de audio, lo mejor es el formato AIFF (o M4A, dado el caso).

> Si estás buscando la diferencia, invertiste en tu equipo de audio y sabes/sabés cómo lidiar con la conversión de archivos, entonces te recomendamos el formato FLAC.

 

Para más información acerca de los formatos de archivo, nuestro equipo de soporte con gusto responderá a tus preguntas en support@tangotunes.com

 

Continuar a Nuestra filosofía...